Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Comments

    • A salvo, si son joyas buenas, mejor en una caja fuerte, envueltas en un paño de algodón o en su estuche original.
      Si no dispones de caja fuerte, busca un buen escondite en la casa, preferiblemente fuera del dormitorio principal.